Encontrando la boda perfecta entre lo insólito

 

 

A veces romper con las tradiciones nupciales podría ser el inicio de un matrimonio fuera de la aburrida rutina y de la cotidianidad. Para ser completamente honestos, sólo tres elementos son imprescindibles para una boda: el novio, la novia y el cura (o juez); todo lo demás puede ser adaptado a cualquier escenario: glacial, aéreo, marino, montañoso, etc.

Continuar leyendo